Cómo adornar un árbol de Navidad y disfrutarlo en familia

Hoy queremos ayudaros a divertiros al máximo con la decoración de vuestro árbol, gracias a algunos consejos y una buena planificación.

14 noviembre 2018
Árbol de Navidad con bolas

Ya empieza a sentirse la Navidad en el ambiente. Las luces, los escaparates, los turrones… están ahí avisando de que se aproximan estas fiestas tan significativas. Hay mucho que pensar y mucho que preparar, pero, sobre todo, mucho que disfrutar con la familia y los amigos. Vamos a reunirnos con gente que a lo mejor no vemos el resto del año, y no simplemente para tomarnos un café y ponernos al día, sino para celebrar una fiesta, compartir deliciosos platos y postres e intercambiar regalos. ¿A que ya apetece que lleguen los días señalados? Pues, para ir ambientándonos un poco, vamos a ver cómo podemos decorar el árbol con unos sencillos trucos y consejos que facilitarán mucho el proceso y harán que lo disfrutéis al máximo.

Aunque la tradición del árbol de Navidad llegó a España por 1870, su historia se remonta mucho tiempo atrás. El Divino Idrasil o Árbol del Universo era para los germanos un árbol enorme que sujetaba la Tierra y los Astros, y llegaba desde el cielo al infierno; hasta el año 740, cuando San Bonifacio, evangelizador de Alemania e Inglaterra, cambió el roble (símbolo del dios Odín) por el pino (que representaba el amor eterno de Dios). Empezaron a adornar el pino con velas y manzanas, simbolizando con estos tres elementos a la Santísima Trinidad. Y este fue el origen de nuestro actual árbol de Navidad.

A la hora de decorarlo, es conveniente tener en cuenta algunos aspectos que lo harán todo más lógico y sencillo. Veamos…

Consejos generales sobre la decoración del árbol de Navidad

Nuestro primer consejo es que afrontéis la decoración del árbol como una actividad en familia, y que disfrutéis juntos del proceso. Van a ser varias semanas conviviendo con un elemento que va a adquirir gran presencia en vuestro hogar. Es interesante darle valor y consensuar entre todos cómo queremos que sea nuestro árbol este año.

Antes de nada, parad un momento a tomar las decisiones importantes: ¿qué colorido y qué temática vais a elegir? Tenemos desde el árbol verde con adornos clásicos en rojo y dorado, a los árboles blancos con adornos que nos recuerdan a un paisaje nevado, las tonalidades marrones y ocres que nos transportan al bosque donde habitan los gnomos, o cualquier combinación y temática que os guste, bien porque armoniza con el resto de la casa, o por cualquier otra razón que sea significativa para vosotros. En este aspecto, solo un pequeño tip: no utilicéis más de 3 colores predominantes.

Visualizad en todo momento vuestro árbol como un cuerpo que se divide en 3 partes: cabeza o copa, cuerpo o centro, y pies o base. Realizad todos los procesos en orden (de abajo arriba, o de arrriba abajo), os ayudará a equilibrar la decoración y a no saltaros pasos. Elegid un adorno característico para la cabeza y una decoración coherente a los pies.

Respecto al tipo de árbol, la gran diferencia está entre elegir uno natural o artificial. Si bien el natural aporta ese punto de vida, ese olor y, bueno, ese toque especial que nos transporta al bosque, lo cierto es que las ventajas de un árbol artificial son considerables:

  • es reutilizable, así no hay que comprar un árbol cada año
  • no mancha
  • las ramas son alambradas, por lo que se pueden manipular para enganchar los adornos directamente en ellas, sin necesidad de ganchos.

 

Decoración del árbol de Navidad paso a paso

Lo primero es elegir el árbol (natural o artificial, tamaño, color…) y dónde lo vamos a colocar, ya que dependiendo de la ubicación decoraremos diferentes partes: si lo vais a poner frente a una pared, adornaréis 2 tercios del árbol, pero si va en una esquina, solo la mitad. Y es importante elegir un sitio que esté cerca de un enchufe disponible para las luces.

Árbol de Navidad en la esquina

Antes de poner ningún adorno, abrid bien las ramas, separadlas para tapar los huecos y que quede frondoso. Hacedlo de manera ordenada, de dentro afuera, y de abajo arriba.

Ramas del Árbol de Navidad

Las luces se colocan antes que el resto de los adornos, para esconder bien el cable. Es recomendable que estén encendidas, para ir viendo el efecto que crean. Enganchad el principio y el final de las luces en zonas poco visibles.

En caso de utilizar cintas, estas pueden ir en vertical, horizontal o diagonal, consiguiendo así diferentes efectos. También se pueden combinar varias cintas a la vez. De nuevo, es recomendable que no se vea dónde van enganchadas.

Llega la parte principal, los adornos. Es fundamental que estén bien equilibrados y repartidos, que no haya dos iguales muy juntos. Una buena práctica es separarlos por colores antes de colocarlos, así podréis repartirlos de forma que el colorido sea también equilibrado.

Árbol de Navidad con adornos variados

Colocad primero los más grandes y terminad por los más pequeños. También podéis darle un toque personal con adornos diferentes a los típicos, o incluso elaborando vuestros propios adornos.

Árbol de Navidad con adornos diferentes

En el caso de las bolas, se pueden colocar varias juntas utilizando un clip abierto que se introduce por la ranura. Usad un extremo del clip para colgarlas de las ramas.

El toque final: elegid un adorno que destaque para la punta (una estrella, un ángel, un lazo…), y decorad la base (podéis utilizar una alfombrilla sobre la que irán los regalos, apoyar el árbol en una caja o maceta y forrarla, decorar con muñecos, flores…).

Árbol de Navidad decorado

Esperamos que ahora tengáis mucho más claro cómo afrontar la decoración de vuestro árbol de Navidad. Os invitamos a compartir el artículo y a contarnos otros consejos o ideas para decorar el árbol de navidad en comentarios.

¡Felices fiestas a todos!

Árboles de Navidad en la calle