Consejos para elegir tu vestido de novia premamá

Si estás preparando tu boda y estás embarazada, te traemos algunos consejos para que lo disfrutes al máximo y te sientas más bella que nunca.

5 diciembre 2018
Novia embarazada con anillos

Los preparativos de una boda son un proceso muy divertido y emocionante, pero también muy intenso. Y si ese momento se junta con la espera de tu bebé, todo se multiplica. Pero no hay que agobiarse, simplemente adaptarse a la situación y tenerla en cuenta para conseguir disfrutar al máximo de tu gran día, y sentirte cómoda a la vez que espectacular.

Probablemente te preocupe el hecho de cómo organizarte para asegurarte de que tu vestido te siente a la perfección. No te preocupes, simplemente tienes que programar la última prueba lo más cerca posible del gran día, pero con tiempo suficiente para que te puedan hacer los ajustes de última hora. Y, ante todo, elegir el vestido de novia premamá adecuado para ti.

Consejos para elegir vestido, según prefieras disimular o lucir tu embarazo

Novia embarazada en la boda

Cada vez es más habitual que las parejas decidan celebrar su boda una vez que se enteran de que están esperando un bebé. Si no te apetece que todo el mundo lo sepa (algo muy habitual sobre todo durante el primer trimestre), puedes optar por una indumentaria que te ayude a disimularlo; pero lo cierto es que presumir de embarazo y marcar bien todas esas hermosas curvas tan femeninas es lo más recomendable. Las mujeres embarazadas tienen una belleza especial, están radiantes, y eso hay que aprovecharlo y lucirlo al máximo.

En cualquier caso, deberás tener en cuenta el momento del embarazo en que te encuentres. Durante el primer trimestre lo habitual es que apenas se note el cambio, es fácil de disimular simplemente con un vestido de novia normal que tenga una caída fluida, quizá un dos piezas o un tipo túnica. Pero cuando la barriga empieza a resultar notoria, un diseño entallado que se ajuste bien a cada curva para resaltar la figura es lo ideal, por ejemplo un vestido de novia premamá con un lazo justo encima de la tripa para realzarla bien.

El vestido que mejor sienta a las novias embarazadas es, por unanimidad, el corte imperio, que lleva un corte justo debajo del pecho para adquirir volumen y soltura a partir de ahí. También favorecen mucho el corte sirena, la falda en A o los diseños entallados de encaje.

En cualquier caso, lo más importante de todo es tener en cuenta la comodidad. Escoge un vestido fluido, que te permita libertad de movimiento. Fíjate en que el tejido no sea muy pesado y ten en cuenta la temperatura de la temporada en que se celebrará la boda. Elige un vestido que te encante, pero no olvides la comodidad.

Novia embarazada en la playa

Este es el momento de mencionar los zapatos. Evita los tacones, no solo por la comodidad, sino también por seguridad (durante el embarazo es habitual perder un poco de equilibrio, sobre todo considerando las emociones del gran día).

Por último, no te conformes con lo primero que veas, es el vestido de tu boda, busca cuanto sea necesario para encontrar el vestido perfecto para ti. Visita páginas web, compara precios… dedícale tiempo, merece la pena.

Otras cuestiones de la boda a tener en cuenta si estás embarazada

  • Si tienes las manos hinchadas, puedes usar una alianza falsa ese día para estar más cómoda.
  • A la hora de elegir menú, acuérdate de que durante el embarazo no se puede comer de todo, y solo faltaba que la novia no vaya a disfrutar de la comida.
  • Acomódalo todo para poder estar sentada siempre que te apetezca a lo largo de la celebración.
  • Habla con el fotógrafo para que le de protagonismo a tu barriga.
  • Y algo muy importante, no cargues con todo el peso de la organización, en este momento lo más importante es cuidarte y disfrutar de tu embarazo. Pide ayuda y delega todo lo que puedas.

Novia embarazada en su boda

Si estos consejos te han resultado útiles, comparte el artículo en tus redes sociales. Estaremos encantados de que nos cuentes tu experiencia como novia premamá en comentarios.