Cómo y por qué elegir un segundo vestido de novia

Utilizar un segundo vestido de novia el día de tu boda puede suponer muchas ventajas, sigue nuestros consejos y elige el modelo adecuado para ti.

7 noviembre 2018
Varios vestidos de novia

Ya sabemos que las celebrities marcan tendencia al compartir las decisiones de su boda públicamente. Últimamente, el hecho de que las novias luzcan un segundo vestido después de la ceremonia (a veces incluso un tercero) es una opción cada vez más extendida. Aunque es cierto que  no es para todo el mundo, a lo mejor ya te has enamorado de un vestido que consume todo tu presupuesto, puede que te guste tanto que te de pena usarlo solo una vez y quieras llevarlo puesto todo el tiempo posible,  o tal vez quieras disfrutar cada segundo y el hecho de tener que cambiarte de ropa por el medio no te apetezca nada… Pero hay muchos más motivos por los que sí podría apetecerte e incluso resultarte provechoso.

Debes saber que, aunque aquí es algo relativamente novedoso, en otras culturas es muy habitual el cambio de indumentaria de la novia a lo largo de la celebración. En Japón, llevan un kimono más sencillo para la ceremonia y otro más elaborado para la recepción. En otro lugares se cambian varias veces, por ejemplo en China, donde empiezan con un vestido blanco, luego se ponen el traje típico para la ceremonia del té, y se vuelven a cambiar al terminar el banquete. En Pakistán se celebran cuatro ceremonias y en cada una la novia lleva algo distinto. Y en Marruecos llegan a cambiarse hasta siete veces, nada menos.

Ventajas de utilizar un segundo vestido de novia:

 

  • Comodidad: lo habitual es elegir un segundo vestido con una estructura más sencilla (por ejemplo, corto y sin cola), que permite mayor movilidad para bailar.
  • Cuentas con un plan B en caso de accidentes: sucede mucho más a menudo de lo que creemos, es fácil que haya algún incidente que deteriore el vestido, ya que suelen ser muy delicados. Si cuentas con una segunda opción, adiós problema.
  • Diferenciar las distintas partes de la celebración: la ceremonia es un momento más protocolario, y la recepción, con su correspondiente fiesta y baile, más distendido. Es lógico vestirse diferente para disfrutar de dos momentos tan distintos, y aporta mucha coherencia.

 

Vestido de novia para la ceremonia

 

  • Ser fiel a tu estilo: en ocasiones, el protocolo ceremonial conlleva ciertas restricciones, exigiendo demasiada formalidad, un atuendo recatado o no muy descubierto. En cambio, si lo tuyo es un look más casual, más sexy… puedes compaginar tu vestido oficial con otro con el que te sientas más identificada.

 

Vestido de novia cómodo

 

  • Mantener la expectación entre tus invitados: ver y admirar a la novia por primera vez es uno de los momentos especiales en cualquier boda, ¿no? Pues repetir el momento será el doble de especial.
  • Te encanta la moda y no te puedes decidir por un solo look ideal: si eres de las que todo te encanta, y te cuesta mucho elegir un solo vestido, la solución está clara, ¡elige varios!

 

Consejos a la hora de elegir un segundo vestido de novia para tu boda:

 

  • Acompaña el cambio de vestido con un cambio de look: es recomendable una pequeña variación en el peinado y el maquillaje, acordes con el nuevo atuendo.
  • Cambio de zapatos: aprovecha la ocasión para usar un calzado que, aunque siga siendo elegante, resulte un poco (o mucho) más cómodo, sobre todo pensando en el momento baile.
  • Lo ideal es utilizar siempre el mismo color: aunque sean dos looks diferentes, si respetas el color mantendrás cierta unidad y coherencia.

 

Opciones para el segundo vestido en tu boda:

Lo más habitual es optar por un segundo vestido corto, para disfrutar de la fiesta y el baile cómodamente. También triunfa el formato mono pantalón, o un vestido muy sencillo para contrastar con el oficial y sentirte más ligera. Sabemos que un vestido extremadamente sencillo puede resultar igualmente espectacular, si es el vestido adecuado para ti.

Vestido de novia corto

Algo que conquista cada vez a más novias es el formato de vestido 2 en 1, o vestido convertible. Normalmente, tiene una falda o cola larga que en un momento dado se retira, transformando el estilo por completo. Además, esta opción tiene la ventaja de ser mucho más rentable.

Y también tienes la posibilidad de optar por algo mucho más sexy y sugerente, o por un diseño demasiado espectacular para la ceremonia, pero que es tan especial que quieres integrarlo en tu celebración.

Vestido de novia sexy

Supongo que ahora estás de acuerdo en que, a veces, un vestido de novia no es suficiente. Si te ha gustado este artículo, no dejes de compartirlo. Nos vemos en la sección de comentarios ;)