Protocolo de bodas de tarde, conviértete en la invitada ideal

Te contamos todo lo que necesitas saber sobre el estilismo adecuado según el protocolo para asistir a bodas de tarde o de tarde noche.

10 octubre 2018

Cuando se avecina una boda hay 2 escenarios posibles, o tienes clarísimo lo que te vas a poner desde el primer momento… ¡o no! Lo más habitual es esto segundo, y aunque a unas nos cueste más que a otras llegar a definir el estilismo definitivo para cada evento, lo cierto es que siempre hay algún aspecto en el que dudamos. Hoy vamos a ayudarte indicándote algunas pautas de protocolo acerca de las bodas de tarde. Pero antes, unas consideraciones generales.

Para alcanzar el estilismo ideal es necesario no perder de vista 3 factores: la naturalidad, el sentido común y la comodidad. Siempre es importante ser fiel a tu estilo personal, es decir, que no sientas que vas disfrazada. Y piensa que, elijas el vestido y los complementos que elijas, no vas a poder quitártelos hasta que termine la boda, no lo olvides cuando busques modelito; es un evento que dura horas y se trata de disfrutarlo al máximo, así que ten en cuenta tu comodidad (siempre acorde, por supuesto, con la etiqueta que determine el evento).

Por otro lado, es fundamental respetar la jerarquía. Nadie debe destacar sobre la novia, después de ella va la madrina, y a continuación las personas más cercanas a los novios. Así que, por así decirlo, cuanto más te alejes de los novios, más discreto debe ser tanto tu atuendo como tu comportamiento.

Ahora bien, dependiendo del contexto, optaremos por un estilismo u otro. En el caso de una boda de tarde al aire libre de estilo rústico, podemos tirar más hacia el boho, más desenfadado y natural. En cambio, en sitios cerrados y sofisticados, será la ocasión perfecta para decantarse por el más puro estilo alfombra roja.

Veamos cada aspecto con más detalle:

El vestido

Según el protocolo, en una boda de tarde o de tarde noche se admite vestido largo o de cóctel. De todas formas, ya que el vestido largo está reservado para la novia, madrina y damas de honor, quizá sea menos arriesgado optar por un traje de cóctel. Y, ante la duda, preguntar a la novia siempre es una opción (sin pasarse tampoco, que ya tendrá ella mil cosas en la cabeza).

Se puede llevar un vestido con escote, espalda descubierta o tirantes, siempre que tengas en cuenta que, si la ceremonia es religiosa, debes cubrirte con un chal. Optaremos por diseños y colores más discretos que si fuese una boda de día.

NUNCA VAYAS DE BLANCO (excepto que se indique expresamente, como sucede en algunas bodas en la playa); el blanco es para la novia y lo último que debes hacer en una boda es robarle protagonismo a la novia. Evita también los tonos crema o cualquiera parecido al blanco. Tampoco es muy recomendable el negro, ya que se asocia al luto, pero, si decides utilizarlo, combínalo con otro color.

Estilismo

Respecto al pelo, puedes llevarlo suelto o recogido, dependiendo también del tipo de vestido que elijas (para los vestidos largos, mejor un recogido o semirrecogido).

En cuanto al maquillaje, sí que se admiten propuestas más marcadas, como unos labios intensos o un ahumado en los ojos, pero sin pasarse, recuerda siempre la regla de oro: menos es más.

Los complementos

No hay sol del que protegerse, así que nada de pamelas ni sombreros o tocados grandes, solo se admiten los tocados discretos, es una cuestión de sentido común.

En cuanto al bolso, lo más recomendable (y también lo más elegante) es usar un bolso de mano, que combine con los zapatos, el tocado u otros complementos. Eso sí, piensa bien qué quieres llevar en él, que a veces no cabe ni lo imprescindible.

A diferencia de las bodas de día, en que está más admitido el uso de zapato plano, en las bodas de tarde o tarde noche es preferible utilizar zapatos de media altura o altos. Son más elegantes y estilizan mucho. Eso sí, de nuevo apelamos a la comodidad, así que escoge bien el modelo, y utilízalos antes del gran día, para ir acostumbrando tu pie, sobre todo si no sueles llevar tacones. En una boda de tarde, aunque sea en verano, hay que utilizar medias, así disimularás imperfecciones y unificarás el tono de piel.

Las joyas deben ser más o menos discretas en función del vestido, siempre intentando equilibrar: a un vestido sencillo, joyas más destacadas, pero si el vestido es espectacular, puedes utilizar joyas más discretas.

Estos son nuestros consejos para conseguir un estilismo ideal cuando seas invitada en una boda de tarde. Esperamos que este artículo te resulte muy útil y te invitamos a comentarlo y a compartirlo.